Medicina Cuantica

Artículo de Paul Yanick, M.D.-Restaurar la Inteligencia Innata al Organismo

by on jul.20, 2009, under General

Restablecer la Inmunidad, el Sistema Nervioso Autonómico y la Reciprocidad Bioenergética Para una Expresión más Amplia de la Sanación Interna en la Medicina Naturopática.

La medicina naturopática reconoce que la salud y la curación dependen de la integridad de la globalidad de la persona. Como tal, los doctores de esta medicina enfatizan el tratamiento de la enfermedad a través de la estimulación, realce y apoyo de las capacidades de curación inherentes en la persona.

El Qi, o la fuerza vital del cuerpo, está bajo el control de una inteligencia innata y es expresada en términos de polaridad positiva y negativa (diferente de las coordinadas orientales del Yin-Yang). Maximizar la curación innata requiere un mayor reconocimiento de las polaridades recíprocas del fenómeno de la energía en la naturaleza.

La reciprocidad –un valor fundamental en el aumento de la inteligencia innata- se encuentra en la respuesta de citoquinas de inmunidad TH-1/TH-2, en el sistema nervioso autónomo (ANS), y en la forma que la inteligencia innata controla y gobierna la respuesta de sanación. Aumentar la reciprocidad de la naturaleza bipolar de energías armónicas en una base multidimensional anatómica es esencial para el cuerpo si ha de resistir infecciones, rechazar tumores, inhibir la carcinogénesis, desinfectar contaminantes y curarse a sí mismo.
Las recetas de la naturaleza para conseguir tener el cuerpo a tono son vastamente distintas de las creaciones humanas nutricionales y la ciencia de la farmacología. La naturaleza usa una polaridad de armonía super-continua y recíproca. Calcular esto a un nivel clínico requiere el desarrollo de una escala de armónicos homeopáticos de polaridad. Entonces, el resultado de la eficiencia y reciprocidad de la inteligencia innata pueden ser cuantificados. Reflejando la pluralidad de las tradiciones de sanación antiguas, he acuñado el término “Armonía Cuántica” . QH se convirtió en una manera de describir las acciones recíprocas bipolares de la inteligencia innata y su influencia en la capacidad de sanación inherente de cada paciente.

Los conceptos de QH reflejan una reformulación de la medicina oriental para encontrar las necesidades de los cuidados sanitarios del siglo veintiuno. Esto fue necesario porque los sistemas de curación antiguos se desarrollaron en un tiempo distinto, cuando nadie necesitaba antídotos para la toxicidad ambiental, la polución eléctrica, o los millares de químicos hechos por el ser humano que infiltran nuestro mundo moderno. QH puede guiar a practicantes naturópatas para interaccionar, cultivar y guiar la sanación innata en términos científicos y matemáticos. Cuando quebrantado por la polución electro-química o por las vitaminas hechas por el hombre United States Pharmacopeia (USP), el QH evalúa el deterioro disminuyendo la capacidad de curación innata.
Restablecer los valores del QH ayuda a restaurar las funciones bipolares de TH-1 y TH-2 y la regulación de ANS (sistema nervioso autónomo) para el cuerpo sea más resistente al stress. Comprender el QH ayuda al clínico a coger mas contacto con los mecanismos que utiliza el médico interior del cuerpo, una zona energética, potente, primaria, escondida donde la inteligencia innata –manifestada en patrones entretejidos de lazos inseparables y cadenas circulares- puede realizar las curas milagrosas en el organismo humano.

Cuando los naturópatas alinean su foco y el del paciente en el QH, la energía curadora integrativa puede ser dispersada con mayor eficiencia hacia el stress y las áreas dañadas y contaminadas del cuerpo. Palpando el recorrido, los doctores tendrán acceso a las zonas energéticas primarias del cuerpo donde reside la inteligencia innata, haciendo eco de la lógica y la evidencia de la física cuántica para regular la sanación interna. Es importante anotar lo que la reciprocidad del QH nos dice sobre la interacción energética, las relaciones y la lucha del organismo humano para mantener la armonía y el balance en un mundo lleno de caos y desafíos tóxicos.

Cuando la polaridad de la naturaleza disminuye, el cuerpo pierde la habilidad innata para restablecerse de la continuidad en el stress y el sistema inmune se atasca en la respuestas dominantes de las citoquinas TH-1 o TH-2. El resultado: el cuerpo no puede digerir la comida completamente o enteramente desinfectarse y excretar el exceso de toxinas. Por otra parte, cuando el QH se restablece, una reorganización fisiológica y energética ocurre la cual aporta al cuerpo sincronicidad con el flujo y corriente de las energías bipolares. El tema del este artículo es el restablecer la reciprocidad de la polaridad del QH para que los doctores restauren la funcionalidad unitaria de la inteligencia innata a través del organismo entero. Tal cambio en el pensar nos adelanta décadas a lo que llamamos medicina alternativa o natural. Dentro del paradigma, no hay un remedio simple, terapia, panacea, dieta perfecta o bala mágica. El énfasis no reside en un órgano cualquiera o en la terapia de meridianos. Por el contrario, nos motiva conseguir sincronizar mas el cuerpo, animarlo y conectarlo a las fuerzas bipolares que se entretejen con la naturaleza y cosen la red de la existencia.
Apreciar este modelo de la salud requiere una admisión humilde que el cuerpo humano ya no está en simbiosis con la naturaleza como lo estaba hace cientos o miles de años. Nuestra forma física, la calidad de nuestros movimientos y flexibilidad o incluso nuestro alimento están siendo comprometidos. Por esta razón, los principios antiguos de la medicina de hierbas y la nutrición sintética de nuestros días se quedan cortas de compensar todas las cuestiones de salud que giran en torno a los estados inarmónicos del QH. Claramente, la restauración de la sanación innata y de las funciones inmunes innatas deben de ser el foco primario de la medicina natural.

Alguno de nosotros se ha pasado demasiado tiempo enfocándose en órganos o meridianos y en los malos conceptos de resonancia celular para explicar el porqué y el cómo el cuerpo no se sane por completo. En cambio, en este nuevo paradigma, los practicantes definen los órganos y las partes aisladas del cuerpo en términos funcionales a través de las vías de las zonas energéticas y la fisiología energética cíclica. Entendiendo cómo y porqué estos sistemas energéticos están estresados, somos capaces de hacer esfuerzos diligentes para remover y/o proteger al cuerpo de estos estresores. Conseguir estos objetivos significa poner aparte las dietas trendy y las modas suplementarias. Significa que nos abstenemos de estimular la energía de forma superficial y de no tratar el “llamado” síntoma de las deficiencias nutricionales. Por otra lado, la imagen mayor se enfoca en encontrar los caminos que restauren la reciprocidad de la inteligencia innata. En lugar de atacar la respuesta del cuerpo inarmónica a los estados de QH, nosotros necesitamos entender esto. En otras palabras, necesitamos pasar menos tiempo “doctoreando” al paciente y pasar mucho más tiempo activando al doctor interno del cuerpo. De esta forma, nosotros rendimos honores y nutrimos la inteligencia innata del paciente y ponemos nuestra fe en la capacidad del organismo para la auto sanación.

Comprender la Reciprocidad y la Naturaleza del la Curación Innata

La armonía cuántica es la fuerza conductora para la sanación interna. Está dentro de esta armonía y de las polaridades de la impresionante inteligencia el dispersar los poderes de autocuración. ¿Qué más puede explicar cómo el ADN soporta bibliotecas de información o cómo el cuerpo simultáneamente realiza miles de otras hazañas de supervivencia más rápidas que la velocidad de la luz?
Este cambio fundamental de foco ayudará a los pacientes, condenados a un círculo de dolor o sufrimiento, desde la desesperanza y desamparo que provoca una enfermedad o síndrome crónico. Considerando que estas modalidades de salud son menos costosas y arriesgadas que la medicina convencional y las técnicas de cirugía, tiene todo el sentido que los practicantes de la naturología o naturopatólogos se familiaricen con encontrar caminos para hacer lo siguiente:
• Ver a la naturaleza como una aliada y no como una adversaria con la que luchar y conquistar a través de los accesos mecanicistas y fragmentados;
• Poner a un lado filosofías mecanicistas que reducen al cuerpo a las partes funcionales o poner demasiado énfasis en un órgano o parte del cuerpo.
• Desarrollar un respeto profundo por la sabiduría encontrada en los estados de QH de la inteligencia innata para aprender a guiar al organismo humano hacia la completa activación del médico interno del cuerpo.

No hay virtualmente nada en nuestro proceso educacional que nos enseñe exactamente cómo y qué clase de déficits energéticos persigue los ataques traicioneros en la salud del cuerpo. La ansiedad y el sufrimiento de millones de humanos está incrustada en varios niveles de este tipo de disonancia energética del QH. Nuestros estudios muestran que esta disonancia comienza a nivel del hígado y riñón. ¿Porqué? Esta disonancia comienza por los contaminantes y la sobrecarga de químicos sintéticos y la desnutrición. Cuando esto ocurre, la polaridad recíproca del QH del hígado y riñón se rompe. Uno puedo preguntar: ¿podría ser ésta la llave que abre la puerta a la entrada de la expresión mucho mas amplia de la inteligencia innata?

Para responder a esta pregunta, considera que restablecer el QH permite acelerar y profundizar la sanación y reorganización para que las transformaciones de sanación ocurran de forma rápida. Estas ideas representan los descubrimientos mas nuevos, excitantes y potencialmente los que van más allá de todo que emergen de la propia ciencia. Como aprenderás, realzar el QH puede descubrir los secretos más ocultos de cómo el cuerpo se sana con la inteligencia innata guiando sus esfuerzos. Cuando estas energías armónicas están afinadas, se convierten en un cosechador omnívoro de energía sanadora, la cual interviene e interfiere en cada dimensión concebible del funcionamiento humano. Como mis ensayos clínicos muestran, es una brújula sencilla hacia la meta de satisfacer y conseguir una salud física y mental y una curiosa mezcla de una sobrecogedora simplicidad y una complejidad desafiante.

El Sistema de Energía Humano y la Inteligencia Innata

Las fuerzas energéticas primarias que regulan la inteligencia innata residen encubiertas en las zonas de QH del cuerpo. En la vida embrionaria, esta energía primaria dirige la formación y organización de la vida. Este rio de vida es un factor desconocido a la mayoría de practicantes, quienes raramente conocen de su existencia e insisten en que pueden evaluar el sistema de energía humano con la tecnología moderna de hoy día. Muy poco de esta potente zona de curación puede ser cuantificada y medida por el EAV o meridianos de asesoramiento de stress y los sistemas de diagnóstico existentes. De nuevo, en el mundo moderno, la inteligencia innata ha sido disminuida a niveles peligrosamente bajos. Los naturópatas necesitan entender e identificar esta zona energética para aprender a regular las polaridades actuales de la curación innata.

Recordamos que incluso la medicina natural ha estado influenciada por el paradigma de la medicina clásica que se enfoca en los efectos unidireccionales de enfermedad y dolencia. Naturópatas y practicantes de la salud alternativa continuamente se enfocan en las terapias de inmuno modulación botánica o en los usos indiscriminados de las vitaminas USP que interrumpen las funciones súper continuas de la inteligencia innata. Nos debemos de preguntar: ¿estos mecanismos realmente tratan a la persona entera y apoyan firmemente la capacidad inherente de sanación de las personas?
Para responder a esta pregunta, necesitamos volver a los principios fundacionales de la medicina homeopática. Jacques Benveniste, MD, encontró que las señales bioenergéticas pueden efectivamente reemplazar a la química. Por tanto, en algún nivel, necesitamos ocuparnos de las energía bipolares y las fuerzas invisibles de la nutrición. Idealmente, la nutrición debe de orientarse al restablecimiento de la reciprocidad de la inteligencia innata de tal forma que la cooperación armónica se de en todos los sistemas del cuerpo. De esta forma, el código, trasmisión, recepción y desciframiento de la bio-información dependiente del QH se mejorará. Claramente, más y más investigación apunta al hecho de que las fuentes fundamentales de la energía bipolar es lo que empodera la increíble hazaña biológica en el mundo cuántico de la autosanación.

Figura 1: Escala de Armonía Cuántica

La escala cuántica armónica denota la carga negativa, reflejada en grados que representan la fortaleza y el nivel de nutrición de cada uno. La carga positiva representa como el cuerpo expresa la energía. En la naturaleza, un estado de armonía cuántico (QH) solo puede existir cuando ambas, la nutrición física y energética son aportadas al cuerpo a valores de más y menos diez. Los estados de disonancia cuántica son indicados por los círculos verde, azul y rojo de flujo de energía en comparación a la zona de armonía cuántica (QH). El círculo AZUL representa una reducción del 50% de la inteligencia innata y deficiencias en la nutrición de débiles a moderadas. El círculo VERDE representa una reducción del 75% en la inteligencia innata y deficiencias nutricionales de moderadas a severas. Y el círculo ROJO representa una reducción del 85% de la inteligencia innata con una reducción crónica en la nutrición.
Definiendo los Determinantes y la Reciprocidad de los Nutrientes Humanos

La Figura 1 dibuja la escala de la Armonía Cuántica de carga negativa, la cual refleja valores de QH o un nivel de nutrición. En la otra cara de la escala está la carga positiva que representa como el cuerpo expresa la energía. El tema importante de recordar cuando uno ve esta escala es que en la naturaleza, el estado de QHH existe cuando la reciprocidad está restaurada y definida en términos de las dos, la nutrición bipolar física y energética.

La Escala de Armonía Cuántica dibuja un efecto dual de la energía y la nutrición. La energía puede ser expresada como pequeñas explosiones en las lecturas +1, +2, +3, +4, +5 o como sustentos de potentes descargas energéticas cuando las lecturas están en el centro de la escala con valores de +10 y -10. El QH es óptimo cuando el valor “negativo” de la nutrición se equilibra con el valor “positivo” de la energía. Cuando esto ocurre la polaridad de sanación innata se optimiza. De nuevo, cuando las dos polaridades tiene el mismo valor de 10 (positivo y negativo), el cuerpo está funcionando óptimamente y con reciprocidad a todos los niveles del funcionamiento humano.
Como la nutrición es la base material para transformar y crear estados de QH que regeneran el cuerpo, necesitamos considerar el tipo de nutrición que pueden lograr esos valores. Como todos los pacientes enfermos no pueden completamente digerir comidas, tiene sentido utilizar nutrición fácil de asimilar. Entonces, la parte “negativa” de la escala, siendo deficiente-nutricional, puede rápidamente asimilar las lecturas del lado positivo de la escala. Tal como la ilustración indica, cuanto más aparte están los valores bipolares de la escala, mayor es la pérdida de reciprocidad y mas enfermo el paciente.

Por que el 90% de las células en el cuerpo humano son organismos comensales funcionando como la mano dura de las defensas inmunológicas, necesitamos asegurarnos que proveemos nutrición suficiente para permitir que estos organismos proliferen y florezcan. De esta forma, ellos ayudarán al sistema inmune en la guerra inmunológica y minimizarán la proliferación de infecciones oportunísticas y células cancerígenas. La probiótica no puede desempeñar esta hazaña. Los verdaderos estados de simbiosis pueden ser únicamente asimilados vía nutricional que fortifica y expande el potencial de los organismos comensales.

Como las células comensales juegan un papel crítico en como el cuerpo mantiene el QH, usando nutrición pre y simbiótica causa la expresión de 235,000 genes adicionales (comparado a las células humanas) las cuales hacen todo tipo de compuestos increíbles para mantener al cuerpo libre de inflamación indeseable o microbios. Cuando los comensales están repletos debido a una mala digestión o errores dietarios, el sistema inmune pierde su habilidad para mantenerse libre de infecciones.

Hoy, conseguir energía a partir de la estimulación es común. La estimulación causa pequeñas ráfagas de energía. Es como si usaras papel de periódico usado en lugar de troncos de madera para mantener vivo el fuego; tal estimulación artificial quebranta el ciclo fisiológico energético. Cada vez que la energía se estimula artificialmente, agotamos la nutrición hasta que un día nos encontramos que hemos ido demasiado lejos y nos hemos causado una enfermedad seria que amenaza nuestra vida como un ataque cardíaco o una embolia. Acuérdate, que a mayor distancia entre las polaridades de la escala, mayores síntomas severos. Problemas de músculos, articulaciones, huesos, corazón o riñones, son comunes cuando esto ocurre. Como la escala QH ha sido desbaratada, el cuerpo pierde sus poderes inherentes y no puede recuperarse tras un acontecimiento de stress. Las funciones recíprocas bipolares de los meridianos, el ANS y el sistema inmune están resentidos. El stress se convierte en “distress”. El sentido común dicta que las actividades tales como el descanso y el recreo, beber agua Buena, limpia y revitalizada, y nutrir nuestros cuerpos de concentrados de comida sana simbiótica puede ayudar a pacientes enfermos a restaurar la reciprocidad y recuperar la sanación innata.

Definiendo la Receta Natural par la Nutrición Humana

La sabiduría convencional especifica que las vitaminas USP y los amino ácidos inorgánicos o minerales de proteínas queladas (gluconate, aspartate, citrate, etc.) en formas iónicas no covalentes en estados unipolares pueden proporcionar niveles óptimos de nutrición humana. Esta manera de pensar ya no se mantiene. Las vitaminas estándar USP y los minerales inorgánicos no pueden reprimir la mala conducta celular desencadenada por los contaminantes y no puede corregir deficiencias nutricionales a nivel intracelular. Sin embargo, estimulan energía sin alimentar el cuerpo, empujando al cuerpo a estados de compensación o fisiología de supervivencia. Estos estados de QH divergentes interrumpen la reciprocidad en cada nivel concebible del organismo humano. En otras palabras, vitaminas sintéticas funcionan como inhibidores o agonistas de la reciprocidad y pueden deformar la bioquímica del organismo humano. El meollo de la tecnología nutricional, entonces, será aprovechar la sabiduría de la eterna naturaleza y el equivalente probiótico como fábricas, así que la nutrición está enlazada y alineada con las polaridades correctas o la bipolaridad de moda positiva y negativa.

Las implicaciones son profundas. Las consecuencias son especialmente importantes en enfermedades virales o en el cáncer donde hay una proliferación vírica no-recíproca y descontrolada o actividades cancerígenas en el organismo humano. Cuando la naturaleza produce nutrientes en un proceso de fermentación natural, hay miles de nutrientes en las co-proteínas. Porque estas co-proteínas inducen a las receptores de las células a ser más sensibles, son las formas preferidas de nutrición humana en pacientes enfermos con problemas digestivos.

La nutrición co-proteínica permite que la ingesta y utilización de nutrientes sea más beneficiosa en las vastas mejoras encontradas en el final de la escala QH positiva y negativa. Automáticamente, esto resulta de aportar al cuerpo niveles sostenibles de energía sanadora. Entonces, la “llave” que desbloquea el pestillo de la célula es el “ligand” natural y el formato de co-proteína de la nutrición simbiótica. Esto es solo posible por la explotación de la reciprocidad de la naturaleza para crear alimento en los correctos estados de polaridad que induzcan a los estados óptimos de QH.
Los nutrientes creados en el proceso natural de fermentación abren el cerrojo tomando el lugar de la pieza natural escondida en las vitaminas sintéticas USP o los minerales inorgánicos iónicos covalentes. En realidad, ningún nutriente en la naturaleza está aislado de otros nutrientes. Al contrario que en las enzimas y en los nutrientes de alimentos naturales, estos nutrientes son mucho más pequeños: el peso molecular ronda los 250 dáltones (un dálton es igual a un doceavo de la masa de carbón 12, el isótopo mas frecuente de los carbonos), donde el peso de una peroxidasa de rábano es 40,000 dáltones, y el peso de los alimentos enteros se aproxima a los 60,000 dáltones. Por tanto, la versatilidad y reactividad de esta forma de nutriente humano es superior a comer productos brutos, -sin cocinar- o a tomar otro tipo de suplencia nutricional. El uso de co-proteínas y ligands como agentes portadores se ha investigado extensamente por la industria farmacéutica como una forma de llevar drogas más eficientemente a los lugares donde están las células receptoras.

Propiedades extraordinarias de la nutrición humana aparecen tal como los científicos obtienen inspiración de la naturaleza para producir nutrientes en una escala nanométrica con co-proteínas y ligands para que el enfermo pueda alimentarse miles de veces más rápidamente que uitlizando la comida natural o tomando otro tipo de aporte nutricional. Estos 250 dáltones catalistas pueden estimular radios de reacciones químicas billones de veces. Y, al contrario que con las vitaminas USP, los nutrientes simbióticos –hechos correctamente con co-proteínas y transportadores ligands, pueden romper una variedad de compuestos tóxicos que están omnipresentes en el ambiente.

Crear nutrientes simbióticos de concentrados de comida entera no es una tarea fácil. Requiere el esmerado diseño de cuatro pasos que permite a los ligands y co-proteínas sujetar a los nutrientes a pesos moleculares extremadamente bajos. De hecho, ha tomado casi una década de investigación encontrar formas de inhibir el crecimiento del moho (común en la condimentación de comida concentrada) y estabilizar los nutrientes para que tengan una vida más duradera en las estanterías que la comida fresca. Apropiándose aún más del diseño de la propia naturaleza, hemos resuelto eventualmente este problema descubriendo una catalizador que se encontraba en las seleno proteínas y otras proteínas minerales en cadenas covalentes. Durante este tiempo, otros investigadores fueron informando de resultados dramáticos sobre estudios de enfermos con pancreatitis aguda severa, hepatitis crónica, operaciones abdominales y trasplantes de hígado. De acuerdo a Bengmark, “Los dos, pre y probióticos parecen ser necesarios para la recuperación sin acontecimientos extraordinarios, una combinación normalmente conocida como simbióticos. La salud y el bienestar están basados en un equilibrio homeostático entre los numerosos sistemas del cuerpo vía la flora gastrointestinal (GI)que tiene una fuerte influencia en las funciones del cuerpo. La alimentación simbiótica –rompiendo con la colección de co-proteínas y nutrientes ligands- enciende el poder pleno de nuestra inteligencia innata y reprograma nuestros estados de QH a polaridades óptimas y a una brillante organización de la propia vida.

La naturaleza coreografía algunos nutrientes maravillosamente elegantes y catalizadores complejos que hacen que los esfuerzos de hombre en los laboratorios parezcan fútiles. Encontrar formas de simular las danzas moleculares endurece la arquitectura molecular de los simbióticos para que puedan mantenerse como alimentos comibles colgados más tiempo en las estanterías.
Aunque nuestra astucia en la manipulación del sistema inmune continua creciendo en sofisticación, tendemos a olvidar que la moción recíproca del sistema inmune es nuestra arma mas potente contra la enfermedad. En el corazón, los farmacólogos trabajan con los bloqueadores beta. Y todavía, los adrenoceptores beta1 aceleran el pulso cardiaco y aumentan la fuerza de cada latido mientras en los pulmones los adrenoceptores beta2 dilatan los pasajes del aire. Cuando la reciprocidad se pierde el cuerpo o se puede confiar o convertirse en un adicto a las drogas y compuestos sintéticos.
Solo los nutrientes en formatos bipolares pueden simular la actividad natural recíproca del cuerpo. Atandose a las variantes formas de células recepetoras, permitiendo a las células recibir un mensaje mas alto y sometiéndose a un cambio de comportamietno pronunciado, comparado con los efectos de las drogas o vitaminas sintéticas que solo activan unos pocos receptores mientras estimulan el cuerpo en formas anti recíprocas. Vamos a no olvidar que una causa de deficiencia nutricional es escalar estados de toxicidad ambiental y una mayor ingesta de químicos sintéticos. Vamos a decirlo: la gente crea químicos de forma que la Madre Naturaleza no hace. De acuerdo al Dr. Terrence Collins de la Universidad de Auckland en Nueva Zelanda: “los sintéticos son tan diferentes de los productos de química natural que es como si hubieran llegado de un mundo extraterrestre”.

En resumen, la alimentación es la base material de la ignición recíproca y de las energías bipolares que activan y aumentan la reparación y regeneración en las funciones del cuerpo. Entonces, es crítico que los nutrientes suplementarios sean vibrantes y armónicos (bipolares) y ocurran en pesos moleculares bajos para permitir una corrección rápida de las deficiencias nutricionales. Como la mala digestión causada por una duodenitis gástrica o mala adaptación al stress merma el hígado de nutrientes necesarios por el cuerpo para la desinfección de contaminantes, estos nutrientes tienen que mantener el cuerpo limpio. Casi toda la gente enferma no puede digerir la comida correctamente. Como consecuencia, el hígado no puede alimentar y limpiar el organismo y empaquetar los nutrientes en formatos correctamente. Las fermentaciones sanas en los intestinos están inhibidas, y el cuerpo es inmuno deficiente in co-proteinas sinbióticas y nutrientes ligands. El ayuno no es ningún remedio cuando las células humanas comensales están desnutridas.

Finalmente, sin una alimentación bipolar la guerra inmunológica pierde fuerza y el aguante para conquistar los enemigos microbióticos. Candidiasis, pasarelas infecciosas virales y biofilmes tercos se acumulan en el cuerpo. En lugar de tratar al paciente con vitaminas sintéticas, antimicrobióticos, anti levaduras, y/o anti botónicos virales, la medicina natural puede poner mas énfasis en la reciprocidad increíble de la limpieza propia de la naturaleza y los agente nutritivos.

Paul Yanick, Jr. PhD



1 Comment for this entry

Leave a Reply

Looking for something?

Use the form below to search the site:

Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!

Blogroll

A few highly recommended websites...

Archives

All entries, chronologically...