Medicina Cuantica

El Paso de Cebra

by on nov.19, 2011, under Cambio de Ejes, CUANTIFICADA

DSCF4143

Recuerdo una conversación con mi amigo Pedro hace ya 3 o 4 años sobre el cambio de ejes de la Tierra. Una conversación algo acalorada porque no aceptaba que el famoso cambio de ejes que iba a experimentar el Planeta, del que ya se hablaba mucho en internet, fuese un cataclismo real venido un día de repente ocasionando un vuelco de 180º en la Tierra y en sus habitantes. MI naturaleza sensorial, -ya sabéis que soy Tauro- veía mientras hablábamos los mares ahora en los cielos, los habitantes cabeza abajo y de puntillas en los picos de las montañas, y la luna y el sol deambulando en posiciones alteradas en el espacio. Por muy bien que argumentara, y es un gran comunicador, la idea por entero me parecía inverosímil y absurda. Sin embargo, se quedó colgada de mi mente y ha ido apareciendo y matizando mi forma de entender los ejes.

El cambio de ejes no es otro que el cambio individual que estamos experimentando cada ser humano en nuestro interior y conciencia y eso si tiene un efecto real en la alteración del planeta en el que vivimos; es decir, el planeta no es más que la suma individual de sus habitantes dentro del espacio que nos acoge, la Tierra. Y no hay división entre “contenido” y “continente” porque somos la energía entretejida y circunscrita en las fuerzas que rigen ese espacio. No es que yo estoy aquí y el planeta está allá; yo soy esto y separado de los demás. Somos fuerzas individuales y únicas entretejidas en un espacio común homogéneo e indisoluble que nos hace y abarca.

Desde esa conversación he visto muchos cambios sutiles en las personas; en sus comportamientos y formas de pensar, de interpretar la vida, y en algunos casos cambios de 180º. Pero no solo en las personas sino en los hábitos cotidianos que vivimos y compartimos todos. Algunos tan ordinarios como el cambio de actitud de conductores y peatones en la ciudad. No hace mucho, unos pocos años, prácticamente le armaba una bronca el que se le ocurría pasar así porque así por un paso de cebra, en medio de la ciudad. Desde luego si quería pasar, debía de acudir a un semáforo y esperar su turno en verde o como mucho asegurarse de que no venía ningún coche a kilómetro vista antes de pasar por el paso de cebra. Pero vamos hombre, ¿Qué es eso de parar la circulación porque a alguien se le ocurra pasar cuando le da la gana?

2011
En la ciudad, voy lento y miro una y otra vez, no sea que haya un peatón despistado y oculto bajo una furgoneta al que se le ocurra atravesar la cebra en el mismo momento que a mí. Si en una de esas, tengo una prisa tremenda, estoy alterada porque llego tarde y no concedo el paso, justificadamente bajo la cabeza, pido disculpas moviendo la mano mientras miro a la persona y aguanto obedientemente que me dirija sus palabras críticas y recriminadoras.

ACLARACIÓN:
El entendimiento en el inconsciente colectivo que hay que acomodar y facilitar la vida a aquel que anda lento y sin protección –metálica- en la ciudad.

Fui un paso más allá el otro día. Mientras procedía a meter segunda, ví como una mujer se aproximaba al semáforo, ya en rojo para ella mientras miraba aterrorizada como el autobús de línea abría las puertas a los pasajeros en el carril de enfrente. Paré e hice parar a los que venían detrás de mí, en nuestro semáforo en verde y nadie se quejó.

DSCF4148

ACLARACIÓN 2: Pedro, mi amigo, un agudo y potente astrólogo, es una persona que me ha enseñado mucho, sobre la propia vida, la psicología o estudio de las conductas y patrones emocionales del ser humano, sobre la relación entre la energía -intangible y emocional- que comprenden cosas tan cotidianas como el dinero y tan complejas como las estrellas en el espacio.  Desde luego me ha acercado más a ellas!

:,

Leave a Reply

Looking for something?

Use the form below to search the site:

Still not finding what you're looking for? Drop a comment on a post or contact us so we can take care of it!